Con discapacitados en Estonia

Teresa Peña Díaz-Varela empezó la aventura de llevar el espíritu del Opus Dei a Estonia en el año 1996,  junto con otras mujeres profesionales de diversos países. En estos veinte años han pasado muchas cosas buenas, una de ellas el comienzo de LOOMETARU, una asociación de ayuda a personas con discapacidad a través del arte.

CUANDO LLEGUÉ A TALLINN, LA CAPITAL DE ESTONIA, ESTABA CASI TODO POR HACER EN EL ÁMBITO DE LA FILOLOGÍA HISPÁNICA. ME PROPUSE EL RETO DE ABRIR CAMINO EN LOS  ESTUDIOS DE ESPAÑOL, PRIMERO EN LA UNIVERSIDAD DE TALLINN Y MÁS TARDE EN VARIAS ACADEMIAS DE IDIOMAS Y COLEGIOS PÚBLICOS

Mis comienzos en Estonia

Vivo en Estonia desde hace veinte años y soy profesora de español. Durante este tiempo he tenido la satisfacción y el reto de abrir camino en los estudios de español como lengua extranjera a muchos jóvenes, niños y adultos, primero en la universidad de la capital de Estonia, y después en diversas academias de idiomas y colegios públicos. Actualmente hay en nuestro pequeño país báltico muchos profesores de español, nativos o no. Se han abierto dos centros de enseñanza de español, La Casa de España y el Centro de Estudios Hispanísticos Picasso, adonde acuden muchos estonios atraídos por nuestra cultura. Pero en 1996, cuando yo llegué a Tallinn, estaba casi todo por hacer en el ámbito de la filología hispánica; sólo había un lectorado en la Universidad de Tartu y una asociación de aficionados llamada Cervantes. Como yo había estudiado Filología Románica en la Universidad de Salamanca, pronto me fueron lloviendo ofertas para traducir o escribir libros de texto, gramáticas o diccionarios. Me daba cuenta de que muchos jóvenes no querían ir a la Universidad de Tartu para estudiar, sino que preferían quedarse en la capital, donde había mayor oferta laboral y cultural. Así que decidí iniciar el departamento de español, colaborando con el Rectorado de la Universidad de Tallinn y la Agencia Española de Cooperación Internacional. Y así fue. En esa época formábamos el equipo de profesores otro colega y yo. Escribimos los programas de estudio, abrimos convenios Erasmus con muchas universidades españolas y fueron llegando alumnos, muchos alumnos. Actualmente ya se puede estudiar filología hispánica también en Tallinn. Cuando veo ahora alguno de esos primeros alumnos trabajar en la Embajada de España, en colegios o como traductores en Bruselas, me da gran alegría.

HACE CINCO AÑOS DOS AMIGAS MÍAS –JUTA Y ANNELI- ME INVITARON A INICIAR CON ELLAS UNA ASOCIACIÓN DE BELLAS ARTES PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN LAS QUE YO ADMIRABA TANTOS VALORES COMO EL AFÁN DE SUPERACIÓN, LA TERNURA, LA SINCERIDAD…

                                                         Juta, Anneli, Teresa y Katrin

Una nueva aventura llamada LOOMETARU, que comienza en el año 2012

Sigo siendo profesora de español, pero poco a poco otras necesidades sociales me han ido llamando. Siempre me había tirado trabajar con personas con discapacidades, en las que admiraba tantos valores, como la ternura, el afán de superación, la sinceridad, la alegría… Hace cinco años, dos amigas mías me invitaron a iniciar con ellas una asociación de bellas artes para personas con discapacidad. Juta, una de ellas, es musicoterapeuta. Es de Estonia, aunque ha nacido en Siberia, y ella misma dice que por eso es más expansiva y alegre. Anneli, también estoniana, es artista textil, con un gran corazón y un gran sentido práctico. Las dos han trabajado durante años con niños y jóvenes con discapacidad intelectual. Creen en ellos. Se han dado cuenta no sólo de que estas personas tienen un lugar en la sociedad que hay que ayudar a encontrar, sino también de los múltiples talentos -a veces ocultos- que son capaces de desarrollar.

LOOMETARU SIGNIFICA “COLMENA DE CREATIVIDAD”. NUESTRO SUEÑO ES QUE MUCHOS DE ESTOS JÓVENES PUEDAN APRENDER UN OFICIO Y LLEGAR A VIVIR DE ÉL

     Anneli, promotora de Loometaru el día de la apertura de una exposición con la TV Estonia

Pues nos pusimos manos a la obra, y así nació la asociación Loometaru, que significa “colmena de creatividad”. Nuestro sueño es llegar a tener algún día un centro de arte donde muchos jóvenes puedan aprender diferentes técnicas artísticas e incluso aprender un oficio. Pero para lograr este sueño queda un largo camino. Durante esta primera media década hemos realizado varios proyectos de nivel internacional, apoyados con fondos europeos.

Loometaru es la filial en Estonia de VSA- John F. Kennedy-center, y esto nos da cierto prestigio y cobertura para darnos a conocer.

          Sören el día de la inauguración de la exposición de VSA en Washington

Por un lado, Loometaru mejora la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual a través del arte, ya que entre otras cosas, las bellas artes ayudan a disfrutar, facilitan la expresión interior, fomentan la seguridad en uno mismo, curan el alma y el cuerpo, descubren capacidades ocultas, e incluso pueden ayudar a forjar un camino profesional.

LA MISIÓN DE NUESTRA ASOCIACIÓN ES CREAR PUENTES EN LA SOCIEDAD Y ACERCAR EL ARTE REALIZADO POR LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD, DE TAL FORMA QUE ESTE ARTE MUY ESPECIAL SEA RECONOCIDO Y VALORADO POR TODOS

Por otro lado, la misión de nuestra asociación es crear puentes en la sociedad, es decir, acercar a la sociedad el arte realizado por las personas con discapacidad y hacer que este arte muy especial sea reconocido y valorado por todos. Para ello hemos organizado exposiciones de arte en Estonia y más allá de sus fronteras, involucrando en esta tarea de difusión a los centros educativos, padres de familia y voluntarios.

                                           Kätlin y Piibe con su profesora Katrin

En verano organizamos campamentos de arte. Pasar bien el tiempo libre es fundamental en la educación. Por eso organizamos campamentos de verano, donde niños y jóvenes con discapacidades pueden disfrutar en plena naturaleza de la realización de actividades artísticas y relacionarse con sus amigos.

EN EL VERANO DE 2015 ORGANIZAMOS UN CAMPAMENTO DONDE PARTICIPARON VOLUNTARIAS DE LA FUNDACIÓN KUMEN DE VALLADOLID Y VOLUNTARIAS ESTONIANAS. ALLÍ PUDIERON PONER EN PRÁCTICA SUS CONOCIMIENTOS DE EDUCACIÓN  ESPECIAL

En 2015 organizamos en el colegio Randvere de Viimsi cerca de Tallinn, un campamento donde participaron un grupo de voluntarias asturianas de la Fundación Kumen de Valladolid, junto con jóvenes estonianas del Centro Cultural Rävala. Estas voluntarias pudieron practicar sus conocimientos de educación especial adquiridos en un curso de voluntariado.

           Mabel, voluntaria de la Fundación Kumen, con Mario, de Loometaru

En Estonia, gracias a Anneli, desde el año 2008, las personas con discapacidad intelectual pueden realizar un examen adaptado de artes aplicadas y oficios, para la obtención de un título reconocido en toda Europa. Sin embargo, durante estos últimos años se han vuelto más exigentes las normas de dicho examen, resultando problemático la obtención de este diploma de artes y oficios. Nuestra asociación Loometaru está colaborando para hacer de nuevo asequible a las personas con discapacidad la obtención de este título de artesano. Así se les abriría más fácilmente posibilidades de empleo en el mercado laboral, además de la satisfacción de haber adquirido un oficio reconocido.

HISTORIAS COMO LA DE RASMUS, JOVEN AUTISTA, NOS MOTIVA A CONTINUAR SEMBRANDO LA SEMILLA DE LOOMETARU. AL PINTAR, SU ROSTRO MUESTRA UNA GRAN PAZ Y FELICIDAD

Historias como la de Rasmus nos motiva a continuar poniendo la semilla de Loometaru. Rasmus es un joven autista que no habla con palabras. Estudia en el colegio de Tondi. En su tiempo libre practica diferentes aficiones: le gusta ir en patinete, dar largos paseos con su perro o disfrutar con su familia navegando en barca por el mar Báltico.  Además, le gusta el tejido creativo saori, al que se dedica desde hace varios años. Rasmus no se expresa hablando o escribiendo, sino pintando o tejiendo. Comenzó a pintar de pequeño en unos campamentos de arte. Actualmente ya cuenta con una colección de cuadros, que han sido admirados en diferentes exposiciones realizadas en Estonia. Al pintar su rostro muestra la misma paz y felicidad que al hacer la terapia con delfines.

                                                             Rasmus, tejiendo el saori

En fin, abrir camino es arduo, pero cuando pasa el tiempo y ves despuntar la espiga, te das cuenta de que ha valido la pena poner en la tierra esa pequeña semilla.

Por eso quiero terminar este artículo añandiendo las páginas web que hacen relación a lo que he contado, para que todas las personas que lo deseen puedan seguir el desarrollo de Loometaru.

http://www.loometaru.eu
http://creativity-line.eu
www.kennedy-center.org
http://www.ravalakeskus.ee

                                                     Rasmus con su madre Angelika

 

              Rasmus trabajando la cerámica

 

                                                    Rasmus, el artista del pincel

 

                                   Varios de los artistas de Loometaru

 

                                    Madres de Loometaru con sus hijos

 

                      Trabajos de cerámica realizados por los artistas de Loometaru

 

                     Trabajos de cerámica realizados por los artistas de Loometaru

 

                                            Tejidos confeccionados de saori

                                                                   Tejidos de saori

                                                               Tejidos de saori

                                                     Pintura realizada por Rasmus

Top