Cuadro del beato Álvaro en la iglesia de Santo Tomás de Granda (Gijón)

El domingo 20 de Diciembre de 2015, el sacerdote de Granda –D. Vicente- colocó  el cuadro de D. Álvaro del Portillo en la iglesia de Santo Tomás. A pocos metros de este lugar se encuentra la primera casa de retiros y convivencias de Asturias –Solavieya-, donde D. Álvaro pasó varios veranos trabajando y descansando. Estuvo en varias ocasiones rezando en esta iglesia  de este lugar asturiano.

Vicente, aunque no conoció personalmente al beato, le tiene gran devoción y comentó en Solavieya, que lo que siempre le llamó la atención de D. Álvaro fue su gran humildad.

Coincidió que este mismo día el arzobispo de Oviedo –D. Jesús Sanz- hizo la visita pastoral a los feligreses de este pueblo, y pudo ver colocado el cuadro. Al verlo dijo con alegría: “¡Aquí tenemos al nuevo beato, el beato Álvaro!”.  Ahora todos los que lo deseen pueden ir a rezar allí y acudir a su intercesión.

Top