De dar clases de Química en la Universidad de Salamanca a ordenarse sacerdote

El ingeniero salmantino José María Cerveró se ordena en Roma a los 37 años tras una larga trayectoria académica e investigadora ligada a los estudios científicos

Gregor Mendel, Nicolás Copérnico, Roger Bacon. Todos ellos son ejemplos de hombres de ciencia y fe. El propio Papa Francisco trabajó de químico antes de ser proclamado Sumo Pontífice. José María Cerveró a sus 37 años ha dado el paso de la ciencia a la fe tras ser ordenado sacerdote por el cardenal Cañizares en la basílica Romana de San Eugenio junto a otros 34 sacerdotes de la prelatura del Opus Dei.

Hace una década, sus preocupaciones estaban centradas en sacar adelante las investigaciones que realizaba en el departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Salamanca tras realizar la licenciatura y posteriormente el doctorado en la Universidad de Oviedo. “Estuve tres años dando clases de algunas asignaturas en Salamanca, pero sobre todo me dedique al ámbito investigador”, detalla el ya sacerdote salmantino sobre un pasado científico en el que siempre ha estado presente su formación religiosa. “Nunca tuve en la cabeza ser sacerdote, pero siempre he sido un hombre de fe y en mi familia se ha vivido mucho ser practicante y consecuente con la fe, aunque no esté de moda ser católico”, expresa sobre una fe transmitida a través de sus padres, ambos catedráticos de Física Teórica en el Estudio salmantino. Al pensar en su infancia, su mirada se va a las amistades del colegio Francisco de Vitoria y Montessori.

Aunque recuerda que hubo gente “que se quedó a cuadros” cuando comunicó su decisión, la mayoría de las respuestas de sus padres “personas de fe que siempre me han respaldado en mi carrera profesional y científica”, familiares y amigos fue de “acompañamiento”. Como prueba se encuentra que aún tiene pendiente responder a los más de 150 WhatsApp de agradecimiento.

Afronta los primeros días como sacerdote con alegría y aún abrumado tras su primera misa en Roma. Tiene pendiente la celebración en Salamanca que realizará previsiblemente en septiembre u octubre. Aunque reconoce que le gusta el trabajo con los jóvenes y la atención a los enfermos muestra “predisposición total” mientras acaba la tesis doctoral y la labor pastoral.

El cardenal Cañizares presidió la ordenación sacerdotal de José María Cerveró en Roma

Artículo publicado en La Gaceta de Salamanca, 7 de junio de 2019

Top