Forjar la sombra. Álvaro del Portillo en la época de Burgos, 1938-1939

El próximo jueves 25 de octubre a las seis de la tarde, tendrá lugar la presentación de este nuevo libro escrito por la doctora María Jesús Coma del Corral, que trabaja desde hace décadas en el Hospital Universitario de Burgos, al frente de la Unidad de Investigación. El lugar elegido es la Sala El Reloj de la antigua estación de ferrocarril, situado en la calle Dr. José Luis Santamaría. En esta entrevista, la autora nos hable sobre la génesis del libro.

¿Qué le movió a escribir un libro sobre el beato Álvaro del Portillo?

En el año 2014 hubo en Roma un Congreso sobre la figura de Álvaro del Portillo, y con la Profesora Adelaida Sagarra presentamos una comunicación sobre sus raíces y su estancia en Burgos durante los últimos meses de la Guerra Civil. El título “Burgos, 1938. San Josemaría descubre a Saxum” descriptivo de la importancia de aquella estancia, fue precisamente en aquella ocasión cuando –necesitado de alguien en quien apoyarse– encontró esa roca segura en Álvaro del Portillo.

Las presentaciones de aquel congreso –como es usual- tenían un tiempo limitado y los textos que a publicar en sus Actas una extensión máxima tasada rígidamente. Tuvimos que recortar mucha documentación para adaptarlo a las exigencias del comité editorial. Una vez finalizado el Congreso, pensamos que lo que  habíamos podado y otras muchas cosas que habían quedado en el tintero merecía ser contado… y contando con el apoyo de la Prof. Sagarra me apliqué a completar las investigaciones y “rematar la faena”.  En el libro, además tenemos la suerte de contar con su prólogo.

¿Por qué ha elegido el título “Forjar la sombra” para este libro?

San Josemaría decía que él no había buscado a Álvaro, sino que lo había encontrado, porque Dios lo puso a su lado y, en efecto,  desde su reencuentro en Burgos prácticamente siempre estuvieron juntos. El beato Álvaro fue como su sombra hasta que Dios llamo a su presencia a san Josemaría en 1975 y, entonces, se convirtió en su sucesor. Esa sombra se forjó en Burgos a finales del año 1938.

¿En qué fuentes ha investigado?

Principalmente en el Archivo Municipal de Burgos, de la Catedral y el Archivo General de la Prelatura del Opus Dei, así como prensa de la época. El Dr. Frutos me proporcionó documentación de la Academia de Ingenieros de Fuentes Blancas. También tuve encuentros con personas que conservaban recuerdos suyos de aquella época.

¿Cuál ha sido el mayor descubrimiento que ha hecho de su figura?

Suelo decir figuradamente que “Álvaro del Portillo es otro santo burgalés”. Sus abuelos maternos, padres, hermanos y él mismo en varias ocasiones, residieron en Burgos. Su tío Luis García Lozano fue alcalde de Burgos, precisamente el que estaba al frente del consistorio cuando estalló la guerra.

¿Qué expectativas tiene con este nuevo libro?

En ese libro se relata la vida de familia del pequeño grupo de chicos del Opus Dei que convivían con el Fundador en aquella época, precisamente el momento decisivo de la vida de Álvaro del Portillo.  Sucesos menudos que tuvieron trascendencia universal…

Espero que pueda disponer de más tiempo para seguir investigando sobre aquella época y circunstancias y sobre todo que sirva para ayudar a mucha gente a conocer mejor al Beato Álvaro del Portillo y a san Josemaría.

¿Va a presentarlo en alguna ciudad más de España?

Sí, de momento está previsto en Madrid el próximo día 22 de noviembre, y poco después en Barcelona.

Top