«Guadalupe, una mujer de vanguardia, adelantada a su tiempo»

Pablo Pérez López, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Navarra, viajó a León y Zamora los días 25 y 26 de abril, para darnos a conocer la figura de la nueva beata Guadalupe Ortiz de Landázuri

Las periodistas de RTVCyL8 -Mónica Murciego y Martina Carrión- presentaron, respectivamente, al ponente en León y Zamora. El acto que estuvo organizado por las Asociaciones Anciles (León) y Alcotán (Zamora), llenaron de público los salones de Unicaja Banco en León y del Museo Etnográfico en Zamora.

Martina Carrión presentó a D. Pablo Pérez en el etnográfico de Zamora

“Cuando se conoce la vida de Guadalupe crecen los deseos de vivir, la alegría de vivir. Eso son los bienaventurados, los beatos: gente feliz que ha dejado una huella que hace más fácil y alegra nuestro camino porque nos ayuda a descubrir su verdadero sentido”.

Con estas palabras concluyó Pablo Pérez López, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Navarra y miembro del Instituto Histórico Josemaría Escrivá, su conferencia “Guadalupe Ortiz de Landázuri en su tiempo”.

Ante un numeroso público, el profesor Pablo Pérez hizo un recorrido por la vida de quien será la primera laica del Opus Dei beatificada por la Iglesia en una ceremonia que, presidida por el cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, se celebrará el próximo 18 de mayo en Madrid.

Su adolescencia en Marruecos, la condena a muerte de su padre, su encuentro con san Josemaría, su colaboración con las labores del Opus Dei en Madrid, Bilbao, México y Roma, su enfermedad… A pesar de los momentos duros que le tocó vivir, Guadalupe, fue “una mujer de fe, fuerte, valiente y que se caracterizaba por su simpatía y buen humor”.

Ortiz de Landázuri fue “una mujer de vanguardia, adelantada a su tiempo: una mujer deportista que montaba a caballo, pilotaba aviones, y era estudiante universitaria de química en un tiempo en que las mujeres no solían estudiar en la universidad y, menos, una carrera científica”.

En palabras del conferenciante “Guadalupe fue una mujer empoderada en una época donde no se esperaba que las mujeres fueran nada de lo que ella fue”.

Como respuesta a la pregunta de un asistente sobre cuál era la virtud que prevalecía en Guadalupe Ortiz de Landázuri, el conferenciante respondió que “su humildad, la capacidad de no mirarse a sí misma, de no pensar en su carrera. En ella prevalece, únicamente, lo que convenía al Opus Dei: su familia”.

El turno de preguntas finalizó con las “becas Guadalupe”. El dinero recaudado irá destinado a cien mujeres científicas africanas, que podrán beneficiarse para ampliar su curriculum profesional y aportar luego sus conocimientos en su país.

Top