¡Me encanta que los planes salgan bien!

Esta es la primera frase que se me vino a la mente cuando me senté a escribir este artículo, nos dice Marta Pérez, desde Santander.

Una frase que marcó una etapa para los que vivimos nuestra niñez en la década de los 80. Esa gran serie, “EL EQUIPO A”, siempre al final de cada capítulo, después de haber pasado mil apuros y solucionándolos como un gran equipo, el coronel Animal Smith con una gran sonrisa, concluía: “¡Me encanta que los planes salgan bien!”.

Pues eso es lo que fuimos el pasado jueves 14 de febrero de 2019. Un gran equipo con un plan.

El plan: hacer algo especial ya que se celebraba el 89º aniversario de la sección de mujeres del Opus Dei, y las cosas importantes hay que celebrarlas bien. Queríamos que fuese especial pero cercano, sencillo y que cada una aportase algo.

Unas cuantas vueltas a las ideas y el plan toma forma. Genial. Distribución del trabajo y plan en acción: alumnas de secundaria que siguen el Proyecto Intelligo adoptan este reto: “descubrir a Guadalupe Ortiz de Landáruzi”. Se identifican con tres aspectos de su vida:

1º Química de profesión en unos años difíciles para las mujeres.

2º Mejora el mundo de los campesinos ayudando en su formación cultural.

3º No existen fronteras, trabaja en equipo.

Ambiente en el cuarto de estar de Tresmares

La idea es que hagan una exposición sobre Guadalupe, ya que fue unas de las primeras mujeres del Opus Dei que va a ser beatificada el próximo 18 de mayo en Madrid.

Unos días de trabajo, esfuerzo y dedicación por parte de todas y… llega el día señalado: ¡14 de febrero 18:30h en Tresmares!.

Una tarde maravillosa, familiar, de una sencillez dinámica y emocionante.

Llegan las invitadas con una sonrisa y con la actitud de “no sé qué habéis preparado pero sé que todo será maravilloso porque quiero que lo sea”. ¡Gracias a todas! Ya todas acomodadas, se colocan las alumnas que hacen el Proyecto Intelligo, se presentan y comienza su exposición apoyadas por imágenes y vídeo. Y…¡que increíble la vida de Guadalupe! Un ejemplo a imitar, nos ha quedado muy claro. Enlazando con la exposición, aparece Pepa, una mujer de 92 años que conoció a Guadalupe y nos cuenta su testimonio. Todo lo que contó fue emocionante. Las alumnas la escuchaban impresionadas y le hacían preguntas. Dos generaciones tan distanciadas en el mismo salón y sorprendiéndose mutuamente.

Pepa de 92 años cuenta su testimonio sobre Guadalupe

Todo este momento se vivió de manera tan cercana y sencilla que las asistentes sin proponérselo entraron en una tertulia espontánea que continuó en el convite posterior, del que hay que felicitar a las responsables por la mesa tan atractiva, llena de pequeños detalles que la ocasión merecía. La tertulia que tuvo que terminar para poder concluir la fiesta con la Bendición ante el Santísimo, poniendo así en manos del Señor nuestro agradecimiento por dejarnos formar parte de “SU PLAN”.

Decoración de las mesas

Finalizo mi relato, ya que no se puede expresar fácilmente en palabras todo lo vivido. Teníais que haber estado allí para poder decir también: ¡ME ENCANTA QUE LAS PLANES SALGAN BIEN!

Top