image-4

Viaje del Prelado del Opus Dei a Asturias. 6 de julio, Oviedo

Los nuevos lugares desde los que hay que predicar el Evangelio no están sólo en las iglesias, ni en las sacristías: son la calle, el mundo del trabajo, de la política, de la cultura, de las leyes, de la familia, todo el riquísimo y variado entramado de la existencia del hombre corriente”. Así se pronunció el prelado del Opus Dei, mons. Fernando Ocáriz, en el transcurso de la homilía de la misa que concelebró el pasado miércoles, 6 de julio, en la Catedral de Oviedo.

Presidida por el arzobispo de la diócesis, Jesús Sanz Montes, la misa fue concelebrada por medio centenar de sacerdotes y contó con la asistencia de unas 1.500 personas: asturianos en su mayoría, pero también provenientes de las comunidades autónomas más cercanas. D. Jesús Sanz, al saber de su visita pastoral al noroeste de España, le invitó a una solemne concelebración en la Catedral que acaba de conmemorar los 1.200 años de su dedicación al Salvador y a los doce apóstoles.

Tras un encuentro privado de casi media hora de duración, el prelado de la Obra y el Arzobispo accedieron a la Catedral a través del claustro. Y a las ocho, acompañados de los acordes al órgano de “Pueblo de Reyes”, interpretado por el Coro Harmonía, de Gijón, hacía entrada la procesión.

Al inicio de la ceremonia, D. Jesús manifestó su gratitud por la visita: “El hecho que Vd. haya accedido a concelebrar conmigo y a dirigirnos luego su palabra de padre nos llena de gozo y se lo agradecemos de corazón”.

Mons. Sanz hizo hincapié en “el regalo eclesial del legado carismático de san Josemaría”. Añadió que “la presencia del Opus Dei en nuestra Archidiócesis es capilar”, y aludió a los hombres y mujeres que “ejercen sus profesiones diversas con gran competencia en una preciosa aportación a la sociedad y a la comunidad diocesana en el campo de la docencia, de la sanidad, de los medios de comunicación, de la judicatura y abogacía, de la economía y la empresa, con un largo etc. lleno de beneficio”. El arzobispo de Oviedo expresó sus condolencias por el reciente fallecimiento de José Ocáriz, hermano de D. Fernando, por quien se ofreció la santa misa.

La Catedral de Oviedo acaba de conmemorar los 1.200 años de su dedicación al Salvador y a los doce apóstoles
La Catedral de Oviedo acaba de conmemorar los 1.200 años de su dedicación al Salvador y a los doce apóstoles

El prelado de la Obra, comenzó su homilía haciendo alusión al evangelio de la Misa —votiva de san Josemaría— donde un gentío se agolpaba a los pies de Jesús para escuchar su palabra: “También hoy como entonces, Jesús se encuentra a la orilla del inmenso mar de la historia humana. Los hombres de todo tiempo sienten nostalgia de Dios. El hombre sigue buscando a Dios —con frecuencia inconscientemente— y Dios no se cansa de buscar al hombre”.

Siguiendo el texto evangélico, donde Jesús se sube a la barca de Pedro pidiéndole que se alejara de la orilla, el prelado animó a “testimoniar con coraje y sin complejos la fe que profesamos”, y dibujó los rasgos de la vocación apostólica de todos los cristianos, alentando a remar mar adentro con esperanza, sin caer en un pesimismo indolente: “Todos vosotros, y de una manera especial los jóvenes, tenéis que recoger y actualizar esa misión de transformar la sociedad, potenciando todos los aspectos positivos que tiene nuestro mundo moderno”.

El arzobispo de la diócesis, Jesús Sanz Montes, saluda al Prelado del Opus Dei
El arzobispo de la diócesis, Jesús Sanz Montes, saluda al Prelado del Opus Dei

Mons. Ocáriz terminó sus palabras pidiendo la intercesión de la Santina, como cariñosamente llaman los asturianos a la Virgen de Covadonga, su patrona, a la que el prelado de la Obra visitó el 13 de julio de 2018, con motivo del Centenario de su coronación canónica.

En las preces no faltó una plegaria por los afectados por la guerra y los “descartados” de la sociedad , y también hubo un recuerdo para mons. Gabino Díaz Merchán, arzobispo de Oviedo durante casi 33 años (1969-2002) y presidente de la Conferencia Episcopal Española entre 1981 y 1987, recientemente fallecido.

Al final de la eucaristía, el arzobispo se despidió insistiendo al prelado del Opus Dei en que vuelva pronto. La ceremonia terminó con un caluroso y agradecido aplauso de todos los asistentes.

En la mañana del jueves, mons. Ocáriz predicó una meditación y celebró la misa a algunas personas de la Asociación Torla, de Oviedo, dedicada al impulso de actividades de formación humana y cristiana para jóvenes, y después emprendió viaje hacia Barcelona.

Resto de encuentros del Prelado

1 de Julio ↗

Primer día del viaje del Prelado a Galicia, Castilla y León y Asturias. Encuentros del Prelado en Santiago de Compostela.

2 y 3 de Julio ↗

Segundo y tercer día del viaje del Prelado a Galicia, Castilla y León y Asturias. Encuentros del Prelado en Santiago de Compostela.

4 y 5 de Julio ↗

Cuarto y quinto día del viaje del Prelado a Galicia, Castilla y León y Asturias. Encuentros del Prelado en Valladolid.