Herranzp

“Desde el corazón de la Medicina. Homenaje a Gonzalo Herranz”

Organizado por el Colegio Oficial de Médicos de Valladolid y Alumni Universidad de Navarra, el viernes 29 de noviembre a las 20.00 h., en calle Pasión 13, se presentará el libro "Desde el corazón de la Medicina. Homenaje a Gonzalo Herranz”. El acto contará con la asistencia e intervención del Dr. Herranz, que ha sido también Miembro del Comité Internacional de Bioética de la UNESCO y al que hemos realizado una breve entrevista.

 

 

En su opinión, ¿cuáles han sido las cuestiones de ética médica más debatidas en los últimos años?

Me parece que, bastante aquietadas las polémicas sobre células troncales
embrionarias y las nuevas aplicaciones de la reproducción asistida, el
debate se ha desplazado a las cuestiones, siempre duras, de la atención de
los pacientes terminales, de la economía sanitaria en tiempo de crisis y, la
más fundamental de todas: la de los derechos de conciencia y la libertad del
médico, muy amenazados tanto en Estados Unidos, con la reforma sanitaria de
Obama, como en  Europa, con el oprimente proceso de laicización.

¿Qué retos le parecen más apremiantes en la actualidad en la deontología
médica y cuáles prevé que tendrán mayor relevancia en un futuro cercano?

La ética médica está expuesta al mundo, vive en el ambiente social y
económico del momento, muchas veces gobernada por agentes que no son
médicos, sino administradores. Cómo salvar lo esencial de la profesión, de
la vocación médica, es, en esas circunstancias, un reto de verdad
apremiante.

Pienso que ahí el papel de los hospitales universitarios es fundamental: han
de ser escuelas de humanidad, y no sólo de técnica avanzada, donde se dé
tanta importancia a los instrumentos de último modelo como a los detalles de
la ética cotidiana. A los estudiantes hay que enseñarles cómo saludar y
hablar con los pacientes, como tratarse entre ellos para que, como médicos,
sepan vivir la colegialidad. Eso es también apremiante.

 

Recientemente ha publicado un libro titulado “El embrión ficticio. Historia
de un mito biológico”. ¿Cuál es el origen y la razón de esta obra tan
esclarecedora?

El libro es, en el fondo, la respuesta que busqué para unas preguntas que,
al parecer, nadie quiso hacerse antes. La legislación y mucha de la ética de
la reproducción asistida (y antes de ciertas formas de contracepción)
partieron  de la idea de que el embrión de menos de dos semanas era
éticamente insignificante y podía destruirse. Para eso se apoyaron en
algunos argumentos, sobre todo en los de la formación de gemelos
monocigóticos y de quimeras tetragaméticas. Un día me pregunté por la
validez objetiva de esos argumentos. Trabajé en el asunto años. El libro, me
parece, es una demostración documentada y serena de que tales argumentos son falsos, carecen de base biológica. Me gustaría que el libro sirviera para
que muchos revisaran sus ideas. No busco polémica, pero agradecería recibir
objeciones sobre las conclusiones a las que he llegado.

 

¿Cómo está influyendo la crisis económica en las decisiones médicas?

Sin duda, la crisis trae nuevos problemas y agudiza los que ya teníamos.
Obliga a replantear prioridades, a abandonar proyectos, a renunciar a lo
superfluo que podría haberse introducido en tiempo de vacas gordas, y a ser
muy comedidos en el gasto. Trae muchas cosas negativas.
Pero tiene también aspectos positivos que no deberíamos desperdiciar.
Afrontar la crisis es cosa de todos, obliga a todos a crecer en ética
social, a estar más unidos. Los administradores han de decidir con conforme
a justicia, han de dar explicaciones, han de prestar más atención a la ética
de la gestión. Los médicos y los pacientes han de aprender a pasarse con
menos, y a detestar el despilfarro, que lo ha habido. Pienso que esta crisis
podría ser para todos la ocasión de adquirir la sabiduría que siempre han
tenido las madres de familia para capear el temporal de los tiempos de
escasez.


El libro recoge también una selección de las más de 200 conferencias sobre Ética Médica y Bioética que ha dado por todo el mundo sobre temas como "Error y negligencia en la práctica médica. Aspectos éticos (Valladolid, 2008), El papel de la enseñanza de la Ética Médica en la formación del médico (Santiago de Chile, 1998) La Ética de la huelga sanitaria (Bogotá 1997), La obligación deontológica de los médicos del estudio para estar al día y estarlo en la ortodoxia (Palma de Mallorca, 1991), la Ética del estudiante de medicina (Alicante, 2003), El tratamiento del dolor y la ética médica (Pamplona, 1996), Las relaciones interprofesionales en la asistencia sanitaria (Lleida, 1996), La relación médico-enfermera: lealtad, cooperación e independencia" (Valencia, 1999), y El Código de Nuremberg. La historia de un olvido (Italia, 1977).

 

El Dr. Gonzalo Herranz es Catedrático Emérito de Anatomía Patológica, disciplina a la que dedicó gran parte de su vida y en la que tenía un gran prestigio consolidado hasta consagrarse por entero a la Ética. Miembro del Comité Internacional de Bioética de la UNESCO, trabajó durante 21 años en la Comisión Central de Deontología, como presidente y secretario, y ha pronunciado numerosas conferencias sobre Ética Médica y Bioética en el mundo, convirtiéndose en un referente internacional en esta materia. Es autor del libro "Comentarios al Código de Ética y Deontología Médica español de 1990" y de numerosos artículos en revistas científicas.