godop

Fallece Godofredo Garabito

Esta tarde se nos ha marchado Godo, como le conocíamos sus amigos, con su cálida sonrisa y su elevado sentido de la amistad. Ha sido un creador fecundo, vital y generoso al servicio de la cultura de la región en sus diversas manifestaciones. Su obra estuvo marcada siempre por una profunda huella cristiana, que caracterizó toda una vida impregnada del espíritu del Opus Dei al que pertenecía desde 1967.

Miembro de número de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción desde 1982, donde era uno de sus inquilinos más veteranos, Godofredo había nacido el 31 de octubre de 1932 en la población de La Mudarra (Valladolid), donde pasaba largas temporadas.

Su vocación humanista, sentimiento religioso y profundo amor a la tierra castellana, y en concreto a la provincia de Valladolid, dejó plasmada a través de una amplia ejecutoria literaria en forma de ensayo, poesía y narrativa, pero también de numerosas colaboraciones en medios de información.

"Docencia y generosidad", en las páginas del rotativo "El Día de Valladolid", es el título del último artículo salido de la pluma de este "gran dinamizador" de la cultura, según ha explicado a Efe el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, quien ha elogiado el "compromiso artístico y la vocación creadora" de un hombre "lleno de vida, polifacético y que ha sido santo y seña para la provincia".

La historia, la música, el arte, la arquitectura, el teatro y la Semana Santa fueron algunos de los manantiales que abastecieron la ingente obra de un escritor que ha dejado títulos, en verso y prosa, como "Amapolas comuneras" (1979), "Palomares en Castilla" (1980), "Castilla. Historia de surco y verso" (1980), "El tren burra" (1989), "Al aire de mi vuelo" (1993) y "Pueblos con mirada" (2001).

Su vinculación con la Diputación de Valladolid data de 1967, año de su estreno como miembro de la corporación, donde permaneció hasta 1974, editó buena parte de sus libros, recibió el Premio a la Trayectoria Artística en 2009 y ha sido, hasta sus últimos días, miembro del Consejo de Cultura de esa institución.

De su talento y experiencia se han beneficiado la Coral y la Unión Artística vallisoletanas y la Asociación de Amigos de la Zarzuela, y también contribuyó a la creación de premios como el Concha Velasco de Teatro y el Internacional de Piano Frechilla y Zuloaga.

Godofredo colaboró con rotativos como "Diario Regional", "El Norte de Castilla" y "El Día de Valladolid", además de en medios radiofónicos como la Cadena Cope y Onda Cero.

Puso letra a composiciones musicales, pronunció pregones de Semana Santa por la geografía española -fruto de su erudición y sensibilidad religiosa- y una de sus últimas apariciones públicas fue el 8 de mayo de 2011 con motivo de un homenaje a él tributado en el marco de la 44 Feria del Libro de Valladolid.

Padre de tres hijos, a lo largo de su vida recibió condecoraciones como la Cruz de Alfonso X El Sabio, la Encomienda al Mérito Civil y al de Número de Isabel la Católica, y perteneció a la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén.

La capilla ardiente se instalará en el tanatorio de El Salvador y el funeral se oficiará mañana día 9 por la tarde en la iglesia de San Lorenzo antes de su sepelio en la población de La Mudarra, según fuentes familiares.