La asociación Trechel inaugura su 40º aniversario

El viernes 25 de Noviembre a las 19,30 h. de la tarde, se han reunido un grupo muy variado de personas en este hotel de la ciudad: padres que empezaron la aventura de Trechel, miembros de la Junta Directiva, amigos, y antiguas asociadas, dispuestas a relatar sus recuerdos del paso por esta Asociación. Así ha dado comienzo la celebración del  40º aniversario, al que seguirán otros actos conmemorativos en el 2017. Con una mesa redonda moderada por Ignacio Fernández Sobrino, y cuatro profesionales avezadas en distintos campos: Adelaida Sagarra Gamazo, Ana María Vega Gutiérrez, María Pardo Álvarez, y Pía García Simón. Tienen en común pocas cosas, pero algunas importantes: ser vallisoletanas, haber formado parte de Trechel, y sentir hoy la emoción de quien recuerda los detalles vividos cada viernes en la sede del club, y que influyeron profundamente en su vida. El acto fue clausurado por Maribel García, Presidenta de la Junta Directiva, que dio paso al vino español.

´TRECHEL, ES LA OBRA QUE PERMANECE. FUE HACE YA 40 AÑOS CUANDO COMENZAMOS ESTA AVENTURA, QUE HOY VEMOS REALIZADA CON SATISFACCIÓN Y GRATITUD´ (Mª DOLORES CUADRADO, MADRE DEL GRUPO PROMOTOR)

Las palabras de bienvenida a cargo de María Dolores Cuadrado, una de las madres de familia que puso en marcha Trechel en 1976, dará paso a la mesa redonda: “Las obras quedan, las gentes se van, -decía la canción-. Y Trechel,  es la obra que permanece. De la gente que ´se ha ido´, pero su espíritu permanece con nosotros. ´Hace cuarenta años, un grupo de padres comenzamos esta apasionante aventura, pensando en la educación de nuestros hijos. Ahora vemos con satisfacción cómo multitud de mujeres del siglo XXI han pasado por Trechel, y hoy son profesionales que están haciendo realidad ese espíritu de respeto a la libertad y de solidaridad que pretendíamos inculcarles´

´LOS PADRES HAN SACADO ADELANTE ESTE PROYECTO QUE CUARENTA AÑOS MÁS TARDE, GOZA DE BUENA SALUD´ (IGNACIO FERNÁNDEZ SOBRINO, DIRECTOR ANTENA3 Y ONDA CERO CYL)

´La palabra cuarentón tiene habitualmente una connotación peyorativa -comenzó diciendo el moderador, Fernández Sobrino-. Sin embargo, esta tarde significa una buena noticia: que es posible que un grupo de padres se coaliguen para sacar adelante el proyecto más importante, la educación de sus hijos, y que a los cuarenta años esa institución goce de muy buena salud´

´LA COHERENCIA Y LA SINCERIDAD, ME HAN ABIERTO PUERTAS DONDE MÁS TEMÍA QUE SE CERRARAN´ (ANA Mª VEGA, EXPERTA EN RELIGIÓN, VIOLENCIA Y MINORÍAS CULTURALES)

Ana María Vega Gutiérrez, directora de la cátedra Unesco “Ciudadanía democrática y libertad cultural”, es catedrática de Derecho Eclesiástico del Estado en la Universidad de La Rioja; ha participado como experta en numerosos proyectos internacionales relacionados con la prevención de la violencia y la discriminación por razones religiosas. Haciendo balance de mi paso por Trechel, destacaría cuatro facetas importantes que han influido en mi vida personal y profesional: lo primero, la generosidad con el tiempo, saber dedicárselo a los demás; la laboriosidad -aquellas tardes de estudio intenso, eso sí, soñando con el maravilloso descanso de la merienda-; la alegría contagiosa; y, sobre todo, la autenticidad y la coherencia: todo era verdadero, no se podía fingir. Eso me ha servido en numerosas ocasiones de mi vida, me ha abierto muchas puertas, precisamente en los momentos de negociaciones complicadas, donde más difícil parecía entenderse por la diversidad, e incluso antagonismo, de las convicciones de cada uno de los grupos que negociábamos’

´A TRECHEL LE DEBO LA CREATIVIDAD, QUE TANTA IMPORTANCIA TIENE EN MI TRABAJO Y EN MI VIDA FAMILIAR’ (PÍA GARCÍA SIMÓN, PERIODISTA ESPECIALIZADA EN COMUNICACIÓN Y MARKETING)

´Nunca se me olvidarán las fiestas de comienzo de curso en Trechel´, -afirma Pía García Simón, periodista especializada en comunicación publicitaria y marketing, que ha ejercido en entornos tan diferentes como Australia, Kenia y España-. Eran la perfecta excusa para hacernos experimentar a las novatas que en el Club se pasaba muy bien´. Quizás por eso lo que más me atrajo fue la Escuela de Teatro que Maribel García empezó a impartir de forma profesional. Tantas obras representadas -me vienen a la memoria el Retablo de las Maravillas, El Mercader de Venecia y otras muchas- y tantos ensayos realmente profesionales fueron inculcándome la creatividad, esa actitud tan importante en mi profesión y en mi vida. Y, junto con la creatividad, el aprender a convivir con todos; pocos lugares como Trechel para experimentar simultáneamente el crecimiento de la propia identidad y el profundo respeto a los demás”.

Maria Pardo durante su intervención en la mesa redonda

Maria Pardo durante su intervención en la mesa redonda

“EN EL FONDO, DE TODO LO QUE APRENDÍ EN TRECHEL, ESTABA ESE EMPEÑO DE SER ÚTIL Y AYUDAR A LOS DEMÁS” (MARÍA PARDO ÁLVAREZ, PROFESORA DE DERECHO ADMINISTRATIVO DE LA UNIVERSIDAD DE VALLADOLID)

María Pardo, es una jurista de amplia formación y experiencia, profesora de Derecho Administrativo de la Universidad de Valladolid, actual asesora de la Secretaría General del Gobierno de la Comunidad de Madrid. ´Cuando pienso en lo que ha significado mi paso por Trechel, la conclusión es una inmensa gratitud hacia aquellas madres que pusieron en marcha el club y que seguro que más de una vez, mientras buscaban un local adecuado para Trechel, o se las ingeniaban para pagar las facturas de cada mes, complicándose la vida, pasarían dudas y tribulaciones, y se preguntarían: esto ¿para qué? Y la respuesta la encuentro -yo, que no soy del Opus Dei- cuando llevo a mis hijos a un club como Trechel. En cuanto entras, te das cuenta de que es más que una ludoteca: allí les enseñan, valiéndose de todas las actividades, a cultivar una serie de valores cruciales para toda su vida; hay una preocupación por las personas, su bienestar y sus problemas; se transmite cultura y un gran afán de superación, de hacer las cosas realmente bien. Y, sobre todo, es un lugar alegre, verdaderamente alegre. Gracias´.

“TRECHEL ME AYUDÓ A DESCUBRIR MI SITIO EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD” (ADELAIDA SAGARRA GAMAZO, HISTORIADORA)

Puso el broche de oro la intervención de Adelaida Sagarra, profesora titular de Historia de América e investigadora en la Universidad de Burgos. “Debo confesar que ya he cumplido los 52 años, por lo que, según una antigua cultura mexicana, tengo el estatus de anciana y puedo enseñar a los demás. Pero solo puedo enseñar lo que he aprendido. Con el Capitán Trueno aprendí que la vida estaba para aventurarla, pero la mayor aventura me ocurrió en la calle Teresa Gil, entre el número 22 (mi casa) y el 16 (Trechel); allí descubrí  dónde iba a estar mi vida distinguida, porque alguien que es único -eso aprendíamos en Trechel, que todos somos únicos- no puede ser vulgar. Puedo decir que Trechel es una auténtica fábrica de milagros, porque me ayudó a comprender cuál era mi lugar en la historia de la humanidad y me enseñó a tunear mi vida cristiana; esa vida que un día te lleva a las cataratas del Iguazú y otro día solo hasta el grifo de la cocina, pero siempre sabiendo que lo importante es el agua”.