Paula1c

Paula, una vida plena y acabada

Se nos ha ido al cielo Paula. Conoció el Opus Dei en el año 1945, por una amiga que acababa de asistir a un curso de retiro en Salamanca, predicado por D. Álvaro del Portillo, cuya beatificación ya está próxima. Poco tiempo después, el 13 de enero de 1946, pidió la Admisión como Numeraria del Opus Dei. Fue siempre consciente de la suerte de ser de las primeras mujeres que conocieron a San Josemaría.

Paula Gómez Trapero, nació el 26 de enero de 1919 en Alaraz (Salamanca), y ha fallecido  el pasado 15 de octubre en Valladolid.

Ayudó desde los comienzos de la Obra donde se necesitaba: en el taller de ornamentos de los Rosales (Villaviciosa de Odón), en la administración de la casa de retiros de Molinoviejo (Segovia), de La Estila (Santiago de Compostela), del Colegio Mayor Miraflores (Zaragoza), y de otros Centros de la Obra en Madrid, Pamplona, Oviedo y sus últimos 33 años en Valladolid.

Tenía buenas habilidades manuales y artísticas que puso al servicio de Dios, a través de la puesta en marcha de varios roperos, para ayudar a confeccionar ornamentos sagrados, en la que colaboraron muchas decenas de señoras. A todas ellas les impartió charlas  de formación humana y doctrinal. Bastantes de ellas solicitaron más tarde la Admisión como Supernumerarias.

Se caracterizó por su sentido común, constancia y reciedumbre en el trabajo. Agradecía siempre cualquier detalle que se tuviese con ella, con esa expresión tan típica suya “Gracias bonica”.

Pocos días antes de fallecer, el 2 de Octubre de 2013, recibió un fax de parte del Prelado de la Obra desde Roma, donde le decía: Eres ese testimonio elocuente, de que vale la pena  luchar por vivir a toda hora esa fidelidad enteriza".